Resumen El modelo clásico de la familia ha cambiado y se observa una marcada tendencia a las familias con jefatura femenina. La familia continúa siendo la unidad productora y proveedora de servicios sociales como el cuidado de niños, adultos mayores, personas enfermas o con discapacidad, tarea que está a cargo de la mujer. Sin embargo, el papel de la misma se ha sobrecargado, superando los límites del ámbito doméstico sin remuneración, y por consiguiente, sin seguridad social; evidentemente, su rol de mujer cuidadora la incluye en la esfera de la fuerza laboral, aumentando las desigualdades de género. La familia se convierte entonces en un pilar del bienestar social, por lo cual se hace necesario analizar una política social orientada a resolver las desigualdades generadas en el ámbito económico. Se requieren nuevos modelos de política de familia orientados al aseguramiento de ingresos y a mejorar la calidad de vida laboral de la mujer para establecer un nuevo contrato social “amigable” con ella. Mejorando el bienestar medio de las mujeres, se mejora el bienestar de sus hijos y familiares, lo cual lleva al bienestar colectivo.

  • Link al documento
  • Autor(es): Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • Fecha: 2013-06-03
  • Palabras Clave: Familia, pilar, Política Social, protecciónsocial, servicios sociales
  • Número de páginas: 8
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.