En este artículo hacemos una crítica al enfoque presentado por Smit, Buekens & du Plessis (2011, 2014) para quienes la realidad social se reduce a personas, bienes e incentivos, por lo cual resulta innecesario reconocer una ontología propia a las instituciones. Al igual que en la economía estándar para dicho autores la incentivación es el factor explicativo fundamental. Nosotros consideramos que al negarse la ontología propia de las reglas y las instituciones, se pasan por alto aspectos relevantes de la realidad social humana. Tratamos de dejar en evidencia que para que exista realidad institucional, es necesario el lenguaje, un hecho institucional en sí mismo, una práctica altamente reglada. En tal sentido, creemos que los ejemplos tipo Robinson Crusoe (RC) sin lenguaje, cuando son concebibles, muestran situaciones más parecidas a casos de comportamiento animal altamente condicionado por el instinto o a proto-instituciones evidenciadas por algunas especies animales, que a nuestra compleja realidad institucional. Así, consideramos que la explicación de la realidad institucional propuesta por Searle sigue siendo una alternativa interesante, que amerita ser explorada a mayor profundidad.

  • Link al documento
  • Autor(es): Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • Fecha: 2015-10-01
  • Palabras Clave: Institucionalidad, Crítica de la interpretación, realidad social
  • Nota: Documento de trabajo No. 164. Octubre de 2015
  • Número de páginas: 1-22
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.